Cibercultura

 

1  Fundamentos teórico-epistemológicos del Grupo de Trabajo Internet, Sociedad

de la Información y Cibercultura.

 

“Proyecto Internet” ; “Sociedad de la Información y Comunicaciones Digitales”.

http://octavioislas.wordpress.com/2007/11/20/253/

 

I.                    LOS PRECURSORES: WIENER, McLUHAN, BELL.

 

Cibernética e Información: dos conceptos de Norbert Wiener.

Norbert Wiener distingue dos etapas en la historia de la civilización:

mecánica y eléctrica, diferenciadas por las  características de los inventos que se pusieron en marcha para sustituir el trabajo del hombre.

 

http://www.cch-sur.unam.mx/revista/uno.pdf

 

De la cibernética.-

http://html.rincondelvago.com/cibernetica.html

 

Marshall McLuhan: Frío y Caliente; la aldea global.

 

gran parte de la obra de McLuhan se contextualiza en la década de 1960, característica por la evolución de los medios de comunicación. Es en este momento cuando se inicia el uso de la televisión a color, cuyos primeros antecedentes datan de finales de 1940. Menos perceptibles para las audiencias fueron la incorporación definitiva al  medio del transistor y el  videotape, tecnologías que permitieron incrementar el número de horas frente a la televisión y, en consecuencia, la oferta programática. En este sentido si bien el modelo norteamericano –que caracterizó buena parte de los inicios del medio en América Latina- daba prioridad al entretenimiento, en esta década la información comienza a ocupar un papel importante.

Es la década de los primeros satélites de comunicación, que permitieron presenciar desde puntos lejanos del globo eventos deportivos como las Olimpiadas de Tokio y la Ciudad de México, los Mundiales de Fútbol de Chile e Inglaterra, los campeonatos de box y las coronaciones de “Miss Universo”.

 

http://www.marshallmcluhan.com/

 

Medios fríos y medios calientes: los ambientes.

 

Una de las aportaciones mcluhanianas más sugerentes para el estudio de las comunicaciones digitales es la distinción entre medios fríos y calientes. Los primeros, como el teléfono, la televisión y la historieta, son de “baja definición” porque aportan muy poca información visual. A través del teléfono, por ejemplo, el oído sólo recibe una pequeña cantidad de información; el habla, por su parte, da muy poco y es mucho lo que debe completar el oyente. Por su parte, los medios calientes, como la radio, son de “alta definición” y rebosantes de información y dejan poco por completar por parte del público. En suma, los medios calientes son bajos en participación y los fríos son altos en este proceso.

Un análisis que traslada a la era de Gutenberg para explicar el desarrollo de la escritura.

 

http://www.geocities.com/SoHo/Atrium/7109/ago-98/textos/mcluhan5.htm

 

http://www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/anteriores/n44/ggomez.html

 

Daniel Bell: la sociedad del conocimiento

 

El recorrido por los precursores de las comunicaciones digitales y la sociedad de la información concluye con Daniel Bell, sociólogo ex trostkista quien, junto con Zbiegniew Brzezinski –especialista en problemas del comunismo y posteriormente asesor del Presidente Carter-, entre otros, contribuyó a la construcción de la doctrina del “Fin de las Ideologías”. En el corazón  de la propuesta subyacía el trascender las diferencias entre Oriente y Occidente a través de una nueva concepción de la historia que, se pretendía, quedara plasmada en los libros de texto. En pocas palabras, la evolución de las sociedades se mostraría en las eras Pre-industrial, en proceso de industrialización, Industrial y Pos-Industrial, vía la “revolución tecnotrónica”, término acuñado por Brzezinski, que se refería al fruto de la convergencia de la computadora, las telecomunicaciones y la televisión. Recorrer este camino tenía como telón de fondo a la sociedad de la información. Siguiendo a Mattelart.

 

Daniel Bell

http://www.infoamerica.org/teoria/bell1.htm

 

Revolución Tecnótronica

http://books.google.com.mx/books?id=agU-bMClGAQC&pg=PA198&lpg=PA198&dq=revoluci%C3%B3n+tecnotr%C3%B3nica&source=web&ots=v8yK97SU4a&sig=F-k79O-yTyhah-CM2IONYbk3_kk&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=2&ct=result

 

Armand Mattelart.

http://www.infoamerica.org/teoria/mattelart1.htm

 

II.  LA SEGUNDA GENERACIÓN: TOFFLER, CASTELLS.

Alvin Toffler: La “Tercera Ola”.

 

En La Tercera Ola, Alvin Toffler, anticipó el advenimiento de “la Sociedad de la

Información”.

 

http://www.infoamerica.org/teoria/toffler1.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Alvin_Toffler

 

Manuel Castells: la “sociedad red”.

 

http://www.hipersociologia.org.ar/catedra/material/Castellscap6.html

Castells ilustra la imagen de la sociedad de la información en

tanto proceso sociocultural, cuyos cambios trascienden el ámbito de las

comunicaciones.

 

III.  HACIA LA CONSTRUCCIÓN DEL OBJETO DE ESTUDIO:

El Contexto: La sociedad de la información.

 

Señalamos que la construcción de la noción “sociedad de la información” ha  atravesado por tres momentos, que no necesariamente corresponden a etapas históricas; más bien se relacionan con los intentos de caracterización de este escenario y con los acercamientos empíricos que, en mayor o menor medida, han contribuido a estas reflexiones.

 

En este primer momento prevalecen dos posiciones antagónicas entre las que media un continuum de alternativas producto de los contrastes generados por las miradas hacia la sociedad de la información, producto tanto de los contextos socioculturales como de las experiencias individuales y grupales desde las que se pretende contribuir a la construcción. La primera posición, que no necesariamente supone la cerrazón, reflexiona sobre diversas disciplinas sobre las implicaciones del nuevo panorama, particularmente sobre las nuevas maneras en que individuos y grupos se relacionan unoscon otros –en tanto alteridades- así como en la inevitable brecha digital. La segunda posición, optimista, se centra en las bondades de los nuevos escenarios y en las que están por venir, aunque identificando parte de los obstáculos.

 

El uso creciente de Internet se ha hecho extensivo a buena parte de las actividades cotidianas. El correo electrónico se ha popularizado, lo mismo que la disponibilidad de un equipo de cómputo, ya sea personal o en  cibercafés. Los nuevos dispositivos para almacenamiento de información como el Ipod y su compatibilidad con la computadora, los teléfonos móviles con funciones crecientes,  la popularidad de las  palms y la presencia creciente de la televisión por Internet han contribuido a este optimismo en la evaluación de este nuevo escenario.

 

Como puede observarse, hasta aquí el recurso retórico para describir los dos primeros momentos por los que se atraviesa la construcción de la noción “sociedad de la información” ha sido la polaridad.

 

http://tecnologiaedu.us.es/asignatura/20032004/pdf/SINF12.pdf

 

El tercer momento en la construcción de la noción, que también necesariamente se traslapa con los dos previos, supone abandonar la percepción homogénea y abstracta de la sociedad de la información, para volver la mirada a sus habitantes, en tanto ciudadanos que han organizado diversas formas de convivencia a través de los nuevos medios de comunicación. Supone, en consecuencia, retomar la investigación empírica para describir a estas formas de convivencia y mostrar que los individuos –cyberpunks, emprendedores, hackers, crackers, ciudadanos comunes- y las comunidades, redes, activistas sociales, globalifóbicos y globalifílicos, por citar los ejemplos de Castells y de Wolton, no han aceptado los nuevos escenarios y los nuevos medios sin un proceso de atación –domesticación, en términos de Roger Silverstone. Este proceso debiera conducir a un acercamiento más cabal hacia la sociedad de la información en tanto conformada por comunidades de sentido, producto de las alternativas abiertas por los nuevos medios de comunicación.

 

http://www.lse.ac.uk/collections/media@lse/whosWho/rogerSilverstone.htm

 

 

El documento toma en cuenta las nuevas maneras en que los individuos y grupos se relacionan unos con otros y cómo utilizan la Internet para realizar actividades cotidianas. No solamente utilizan éste medio de comunicación los intelectuales o expertos en las nuevas tecnologías, no es homogéneo.

En gran medida se han extendido los medios de comunicación en Internet y cada vez más son los usuarios. El auge que ha tomado el correo electrónico, nuevos dispositivos de almacenamiento de información como lo es el Ipod, los teléfonos móviles, las palms y la nueva forma de ver televisión a través de Internet, son descubiertos por miles de jóvenes.

 

Como lo mencioné líneas arriba, las nuevas tecnologías no solo son para los intelectuales, sino para todo tipo de usuarios, sin embargo, también existen algunas dificultades para navegar y que pueden traer consecuencias nocivas tanto para el equipo de computo como para salvaguardar la información que se incluye, por ejemplo, en los blogs como lo puede llegar a ser los virus, los crakers y los hackers.

 

 

 

La construcción del conocimiento, lo comentan a través de Thomas Kuhn y su “ciencia normal”, quien la define como una investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas pasadas.

 

La construcción del conocimiento 

 

A mediados del siglo XX, el filósofo Thomas Kuhn definió la “ciencia normal” como una investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas pasadas, son reconocidas por cierto tiempo por una comunidad científica particular como fundamento para su práctica posterior.

“La transformación sucesiva de un paradigma a otro por medio de la revolución es el patrón usual para el desarrollo de la ciencia madura”. En este sentido, para pasar de un paradigma a otro se hace necesaria una “ruptura epistemológica” es decir la adopción de un método o de una teoría nuevos que imposibilitan al conocimiento el retorno a las estructuras del saber anterior. Este concepto, acuñado por G. Bachelard, intenta mostrar cómo la ciencia contemporánea —fundamentalmente a partir de la relatividad y la mecánica cuántica— rompe con las estructuras del sentido común de la ciencia precedente, desmarcándose de estas sin posible reconciliación. Patrice Flichy (1993-167-168), “consigue integrar en una misma construcción teórica fenómenos que eran inexplicables para el paradigma precedente. Pero esta transformación teórica no es análoga a una revolución política. En el campo de la historia de las técnicas, el paso de un paradigma a otro es muy lento, en este proceso, desempeñan un papel importante los métodos y técnicas que, junto al bagaje teórico previo, contribuyen a la puesta al día de los conocimientos, a la vez que caracterizan la actitud del científico frente a los hechos quien, junto con otros –recordemos que el trabajo científico es social, nunca individual- colabora deliberadamente a la elaboración de un nuevo paradigma.

Quizá uno de los más relatados en diversos libros se refiere a los efectos que producen en las audiencias la exposición sistemática de los medios de comunicación. En épocas recientes, los trabajos sobre el tema han servido de base para la construcción de un nuevo paradigma: el de los nuevos medios de comunicación, especialmente la computadora y el teléfono móvil. En este proceso han concurrido tanto las elaboraciones previas como la incorporación necesaria de las características de este cada medio; el resultado se ha traducido en colecciones de trabajos que hablan sobre usos, apropiación en la vida cotidiana y de nuevas formas de interacción y socialización.

En consecuencia, el contexto que nos ocupa la noción de paradigma es de utilidad para ilustrar el momento que viven los trabajos sobre comunicaciones digitales. Dicho de otra manera, al menos una parte de los estudios sobre comunicaciones digitales partieron del paradigma de los medios analógicos. Un paradigma que había logrado interesar a un número creciente de investigadores. Los años recientes se han caracterizado por la construcción de uno o varios paradigmas que contribuyan a la explicación del número creciente de fenómenos que caracterizan a las comunicaciones digitales.

Es importante aclarar que la construcción de nuevos paradigmas para acercarse a la construcción de conocimiento sobre las comunicaciones digitales y sus implicaciones en la vida cotidiana no necesariamente supone hacer a un lado a quienes han contribuido a uno conocimiento de los medios tradicionales de comunicación. Supone, en todo caso releerlos e incorporarlos a la construcción de los nuevos paradigmas.

DESCARGUE EL DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ.cibercultura

 

Censura en MTV

Hola les dejo una presentacion que duro unos cortes comerciales en MTV a raiz del 11 de septiembre me parece buena para su analisis publicidad-mtv

Marshall McLuhan

 

 

1911-1980

 

Perfil biográfico y académico

 

 

Nacido en Edmonton, Alberta (Canadá) en 1911. Estudió Literatura Inglesa en la Universidad de Matinoba y se doctoró a los 31 años en la de Cambridge con una tesis acerca de la retórica en la obra del escritor inglés Thomas Nashe (1567–1600), que sobresale por la riqueza y rigor del análisis. Inició la docencia en la Universidad de Wisconsin, que orientó posteriormente hacia centros católicos, religión a la que se convirtió en 1937, como los jesuitas de St. Louis, donde conoció a Walter J. Ong, y el Assumption College de Windsor (Ontario). En 1951 escribió The mechanical bride. Folklore of industrial men, el texto que le da a conocer como un autor sugerente, ilustrado y crítico, y en el que se acerca a los mecanismos de formación y expresión de la cultura popular. Un año más tarde, en 1952, obtiene una cátedra en el St. Michael’s College (Universidad de Toronto), donde permanecerá hasta 1979. En Toronto, trabajó cerca de Harold Innis, que ejerció una influencia significativa en sus formulaciones teóricas, especialmente con su obra Imperio y comunicación. En este período escribe The Gutenberg Galaxy. The making of typographic man (1962), su obra más difundida, con claras influencias de Harold Innis, donde relaciona sus principales aportes teóricos y expone la visión determinista de las extensiones tecnológicas de los medios. En esta obra, referida fundamentalmente a la cultura tipográfica, se advierten la relación entre la implantación de las nuevas formas tecnológicas de comunicación y el conocimiento y la organización social. Dos años después publica Understanding Media: The Extensions of Man (1964), donde recoge la idea descriptiva sugerida por ‘el medio es el mensaje’ y recoge su clasificación de los medios en ‘fríos’ y ‘calientes’, en función de la densidad del flujo transmitido y la participación de las audiencias.

Presidente del Seminario en Cultura y Comunicación de la Fundación Ford (1953-1955). Coeditor con Edmund Carpenter de la revista Explorations in Communication (1954-1959), publicada bajo los auspicios de la Fundación Ford. Director del Proyecto Understanding New Media para la National Association of Educational Broadcasters de los Estados Unidos (1959-1960). Miembro de la Royal Society de Canadá (1964). Consultor de la Comisión Pontificia de Comunicación Social (1973). Doctor ‘honoris causa’ por nueve universidades norteamericanas. Falleció en Toronto en 1980.

 

Entre las obras traducidas a las lenguas española y portuguesa: O Meio São as Massagens (con Quentin Fiore), Record, Rio de Janeiro, 1969; Guerra y paz en la aldea global, Martínez Roca, Barcelona, 1971; A galáxia de Gutemberg, Edusp, São Paulo, 1972; La aldea global (con B. R. Powers), Gedisa, Barcelona. 1991; Comprender los medios de comunicación: las extensiones del ser humano, Paidós, Barcelona, 1995; La galaxia Gutenberg, Aguilar, Madrid, 1969 (Círculo de Lectores, Barcelona, 1998) y El medio es el mensaje: Un inventario de efectos (con Quentin Fiore), Paidós, Barcelona, 1995:

 

Bienvenidos

Bienvenidos al blog del grupo de MTIC de la Universidad de Celaya.